El ahorro energético en el moldeo por soplado del plástico es un punto clave para el rendimiento productivo, que implica políticas eficaces y rentables que benefician a las empresas en todos los aspectos.

Más que nunca en este momento los proveedores de botellas y envases producidos por moldeo por soplado se enfrentan a los retos de la optimización y la eficiencia energética, influenciados cada vez más por la demanda de productos económicamente sostenibles.

La mayor parte del gasto energético en los procesos de producción plástica  está determinado por el tipo de máquina de moldeo por soplado actualmente en uso: por este motivo, es importante evaluar la mejor tecnología disponible, eligiendo la solución que garantice la mejor calidad y viabilidad.

 
Máquinas de soplado hidráulicas vs. máquinas de soplado eléctricas

La mayor parte de los clientes utiliza en sus plantas máquinas de soplado hidráulicas. Este tipo de equipo está ampliamente distribuido en la industria, gracias a su durabilidad y alto grado de viabilidad.

De hecho, las máquinas por soplado de Techne tienen una vida útil de más de 20 años.

Esta característica se ha convertido en nuestra firma, así como en una ventaja competitiva para nuestros clientes, que cuentan con un producto duradero y pueden por tanto planear su producción con una gran relación calidad-precio.

Es decir, la mayor ventaja de una máquina por soplado hidráulica es simple: se mantiene en funcionamiento durante mucho tiempo. Aun así, este tipo de tecnología está sujeta a la obsolescencia, sobre todo en términos de ahorro energético y nuevos estándares de sostenibilidad.

Por lo tanto, la solución para el ahorro energético es pasar de una máquina de soplado basada en un sistema hidráulico a una eléctrica.

 

Una máquina de moldeo por soplado completamente eléctrica puede ayudar a gestionar los costes energéticos al reducir:

  • El consumo de potencia.
  • El suministro de aire/agua para el enfriamiento de la máquina
  • La cantidad de plástico extruido gracias a un ajuste mejorado del parison.

 

Techne ha echado cuentas, y el reciclaje del plástico es un punto clave para reducir los gastos y el impacto. Además, la ausencia de la unidad hidráulica en la tecnología eléctrica conlleva una mayor facilidad para alcanzar un resultado sostenible.  

Los números confirman que el ahorro se traduce en eficiencia energética, y la innovación tecnológica en optimización productiva.

 

Descargue el opúsculo para saber más sobre este tema.

download brochure
Vea más

Para recibir un asesoramiento específico, complete el siguiente formulario