La historia de
Simoparma

La historia de Simoparma empezó en 1987, cuando Simonazzi de Parma (Italia) emprendió su actividad comercial en Venezuela como un territorio exclusivo, conquistando el 2% del mercado venezolano de equipos para envasado y embalaje.

La quota de mercado de Simoparma subió del 2 % al 82 %, a medida que los clientes venezolanos empezaron a apreciar una gama de servicios técnicos eficientes y de alta calidad, que incluían desde la instalación y puesta en marcha de maquinaria hasta la atención y capacitación durante la producción - una inversión clave.
Alentada por este éxito en el servicio posventa, Simoparma se expandió a Ecuador y Colombia, y luego a los mercados de América y el Caribe, gestionados por una plantilla de unas 60 personas de Simoparma Venezuela.

En 2001, Simoparma se diversificó, incluyendo líneas de embotellado. Al principio, la empresa compraba líneas completas a Simonazzi y las alquilaba a clientes finales, con una facturación de 5-10 millones de dólares. Al tiempo, se creó una relación comercial con un nuevo cliente crucial, el fabricante regional de bebidas Pepsi Cola Venezuela y su fundador, Oswaldo Cisneros. Esta estratégica relación se convertiría en un negocio floreciente que produciría líneas de embotellado completas con ventas por más de 100 millones de dólares americanos. Simoparma Packaging Italia continúa avanzando, con sus titulares Henry Aular y Angel Lupi.